domingo, 21 de octubre de 2018

El tatuador de Auschwitz

 Si te interesa el tema de la Segunda Guerra Mundial, entonces este libro es para ti.
                                                                                                                                                                                                                  
                                   

La historia de Ludwig "Lale" Eisenberg (Después de salir del campo de concentración decide cambiar su apellido por Sokolov para evitar el estigma de su nombre judío) es la de un chico de unos 26 años que se ofrece voluntario a ir al campo de concentración de Auschwitz en 1942 con la esperanza de salvar a su familia.
     
      
 

    

Desde el primer día su está determinado a no dejarse vencer, a pesar de los horrores a los que se enfrenta y está decidido a hacer todo lo necesario para sobrevivir.
Gracias a que el tatuador oficial lo toma como asistente para darle cierta seguridad, Lale se encuentra ante la posibilidad de ayudar a los demás y termina convirtiéndose en el tatuador oficial. Ser el tätowierer le da ciertos privilegios que Lale aprovecha para contrabandear joyas por raciones extras de comida que distribuye entre sus compañeros.
Esta posición y su relativa seguridad le permite ser testigo de la vida que llevaban los prisioneros, de la construcción de los hornos crematorios y a vislumbrar parte de los horribles experimentos del Doctor Mengele...
Durante unos meses, su labor consiste en tatuar a los prisioneros recién llegados al campo su número de identificación.
Así conoce a Gita, una chica de la que se enamora desde el instante en que la ve y a partir de entonces hace todo lo posible por mantenerla a salvo y darle ánimo para que resista a pesar de sus terribles circunstancias.
     

A pesar de que el tema es desgarrador, también es una historia de amor, de valor y esperanza.
En esta novela se reflejan tanto lo vulnerables que podemos llegar a ser como las atrocidades que somos capaces de cometer. Aunque también es esperanzadora después de darnos cuenta cómo Lale, Gita y a muchas otras personas les fueron robados 3 años de su vida y a pesar de eso seguían siendo capaces de amarse, de cuidarse y de no perder la esperanza de salir vivos de ese infierno.
Esta es una historia de la vida real que logra tener voz entre tantas miles que nunca conoceremos.
Es un libro fácil de leer y su narración te mantendrá interesado hasta el último momento por conocer el desenlace. 
     

Lo mejor de todo es que llegamos a conocer el final de la historia de Lale y Gita hasta el final de sus días.
    
    

    

Ficha literaria:

Sobre la autora:



Heather Morris

Heather Morris nació en Nueva Zelanda. En la actualidad, reside en Melbourne, Australia, donde trabaja en un importante hospital público. En 2003 le presentaron a un anciano que «podría tener una historia que contar». Cuando conoció a Lale Sokolov, sus vidas cambiaron por completo y su amistad creció hasta embarcarse en un viaje al pasado. En un primer momento, esas conversaciones se convirtieron en un guión cinematográfico y acabó transformándose posteriormente en su gran debut literario.

ENLACES RELACIONADOS

Web oficial


  Y a ti, te gustan las historias de la 2a guerra? 
Cuéntame si te interesa esta lectura?
Alma

jueves, 26 de julio de 2018

La lista de deseos inversa

      A punto de terminar el 7o mes del año, comienza el estrés por sentir que se va terminando el año y no has alcanzado la mayoría de tus metas.




Te propongo algo; qué te parece si en lugar de presionarte con los objetivos no cumplidos, realizas una lista de deseos inversa?

Cómo funciona? Haz un recuento de todas las cosas que has logrado hasta este momento, tanto pequeños como grandes. Anota esa carrera de 5K o ese medio maratón que corriste, los kilos que lograste bajar de peso, sin importar si fueron 2 o 10, los cambios en tus hábitos saludables; ese litro de agua que agregaste a tu ingesta diaria, los refrescos que dejaste de tomar, si dejaste de fumar. Y qué tal las clases de Italiano que estás tomando (yo me pongo una palomita en este renglón) o un viaje para conocer alguna nueva ciudad, ya sea en tu país o en el extranjero. Tal vez conseguiste esa promoción en tu trabajo que tanto deseabas o cambiaste tu auto por uno más reciente.





En fin, la lista de posibilidades es infinita, dependiendo del permiso que te des para reconocer todo lo bueno que has hecho este 2018. Y no quiere decir que vas  aventar la toalla en lo que se refiere a tus otros propósitos, se trata de hacer un alto y valorar todo lo que tienes en este momento para agradecer y felicitarte por ello y entonces motivarte al mirar atrás y decirte, claro que puedo!!!





Y ahora te invito a que tomes 10 minutos de tu día para escribir tu propia lista de deseos cumplidos. Pueden ser cosas que ha logrado o realizado en los últimos días, semanas, meses o años; este plazo depende de ti. ¡Este es el comienzo de su viaje hacia la auto-celebración y te felicito por dar el primer paso!

Cuéntame cómo te va con tu lista? Espero leerte en los comentarios.

Abrazos.

Alma


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...